Arcor

Bienvenidos al sitio de ARCOR en ARGENTINA

Buscar

Repercusiones

Helados / 10/27/2014 3:00:02 PM

BAE - Reportaje a F. Samela, Grouper de Helados Arcor

(Fuente: BAE )

Paula Boente

El verano ya se anuncia, con termómetros cada vez más rojos, y las marcas de helados impulsivos -los que se venden en kioskos y supermercados- salen a la conquista del público. Precios accesibles, productos renovados, lanzamientos más saludables y con ingredientes naturales son parte de los atributos con los que inauguran esta temporada alta. En el sector estiman un crecimiento de entre 3 y 5% en las ventas, en línea con la expansión de años anteriores.

En un mercado en el que el precio de los helados artesanales trepa por encima de los $150 el kilo, los de consumo impulsivo buscan hacer de la accesibilidad su fuerte, dominando en precio y presencia. Con opciones que van desde $4 en varias marcas, el valor de venta no será un atractivo menor en un escenario recesivo.

Frigor va más allá aún más lejos: como estrategia decidió mantener el precio del año pasado en dos de sus productos, el Popsy y Nesquik. El resto, tendrá un aumento en torno al 20- 25 por ciento. “La relación precio-calidad va a ser un fuerte de la estrategia. Las expectativas que tenemos para la temporada son importantes porque el consumo de helado en general está en aumento. Se consumen 2,8 kg de helados per cápita en Argentina por año y viene creciendo cerca de 5 puntos por año”, indicó Luis Villavicencio, Director Ejecutivo de Negocios de Helados de Nestlé. El ejecutivo mencionó además que prevén un alentador crecimiento horizontal, con presencia en más plazas y kioskos.

La marca realizó una inversión de 12 millones de dólares en los últimos cuatro años en la línea de helados. Recientemente, llevaron adelante la renovación de uno de sus productos icónicos: el Sin parar. Este relanzamiento, que es una de las novedades de este verano, comprende desde cambios en la línea de producción, hasta los sabores y el packaging.

La otra gran novedad de la marca son los helados sin TACC, una buena noticia para la población celíaca. Clásicos como el Torpedo tendrán ahora la certificación del registro nacional de productos alimentarios. La tendencia a incorporar a las líneas cada vez más atributos ligados a la salud y al bienestar se da en todo el mundo.

Desde Ice Cream, empresa local que ya tiene casi treinta años en el mercado, destacan las oportunidades para estas líneas de productos. “Una de las características de esta época es que el consumidor compra de manera más inteligente, cuidando su bolsillo y aprovecha las promociones y ofertas de las marcas. Si bien las cadenas de helado “artesanal” tienen promociones, el kilo de helado no baja de los $200. La alternativa del helado “industrial” es muy válida pues no por ser industrial el helado es de menor calidad simplemente la forma de elaboración a gran escala permite abaratar costos”, señala Daniel Frascarelli, director de la compañía.

El ejecutivo indicó a BAE que mantiene “expectativas moderadas” respecto a esta temporada, “con un crecimiento de entre 3 y 5 por ciento”.

La compañía tiene previsto el lanzamiento de varios nuevos sabores como frambuesa, cheese cake con frutillas y chocolate con brownie, entre otros.

De agua o de crema

También en Arcor, uno de los líderes del segmento, se prepararon para las épocas de playa y aire libre con inversiones y nuevos productos con los que sorprender al público frente a las heladeritas. “Para la temporada que está comenzando hemos realizado una inversión de $60 millones en freezers, vehículos, material publicitario entre otros conceptos, a fin de estar más cerca de nuestros consumidores y de esta manera aumentar las ocasiones en las que disfrutan de nuestros productos”, señala Fernando Samela, Grouper de Marketing del Negocio de Helados.

Según indicó, la accesibilidad, la variedad de la oferta de sabores y la elaboración con productos naturales son los principales aspectos que valoran los clientes al tentarse con estas golosinas polares.

Algunas de las novedades que se suman esta temporada son el Cofler Frutilla (crema helada de frutilla con chocolate blanco); crema helada Butter Toffes con centro de chocolate; el helado de chocolate con leche Cindor; y el bon o bon combinado con crema americana, veteado de crema bon o bon, pedacitos de galletita de chocolate con cobertura de chocolate con leche. Además el helado de chocotorta ahora tendrá una versión en postres listos para consumir.

“La propuesta de Arcor apuntan a que los consumidores puedan gratificarse y disfrutar al paso de sus chocolates y golosinas preferidas transformadas en helados, con opciones desde $4”, explicó Samela.

Mapa del Sitio