Arcor

Bienvenidos al sitio de ARCOR en ARGENTINA

Buscar

Repercusiones

Institucional / 1/31/2016 12:00:00 AM

Las marcas de helados salen a buscar a los consumidores adultos

(Fuente: Clarín)

El helado por impulso suma variedades como maracuyá, chocolate premium y bebidas alcohólicas, para ganar nuevo público. 
 
Anabella Quiroga 
 
En el mercado local hay helados para todos los gustos. Con el consumo estable, la estrategia de las marcas y de las heladerías tradicionales es ampliar la oferta y sumar variedades. Desde sabores frutales y exóticos como maracuyá a bebidas alcohólicas transformadas en helados de palito, el sector apunta al público adulto para ensanchar las bases del negocio.

Las marcas que dominan la venta de helados por impulso (Arcor y Frigor) agregan sabores cada temporada. Este año apareció un jugador sorpresivo que salió a tantear el mercado. Cervecería Quilmes, dueña de Mixxtail –la marca de cócteles listos para tomar–, desembarcó en la Costa Atlántica con estas bebidas alcohólicas transformadas en helados. Con sabores mojito, caipiroska y caipiroska de frutilla, los helados se reparten gratis en las principales playas y boliches de Pinamar y Mar del Plata a través de los Drinks Trucks . Cristina Montilla, directora de Mixxtail para Latinoamérica Sur, cuenta que “este es el primer país en el que lanzamos esta propuesta totalmente innovadora. Con los excelentes resultados que estamos obteniendo es probable que se replique en otros países del mundo. En las redes sociales tuvimos más del 90% de los comentarios positivos, lo cual nos hace sentir muy contentos con los resultados”. Tras este primer contacto con el público, Quilmes evalúa la posibilidad de empezar a comercializar los helados Mixxtail.

Al mercado de helados por impulso se lo disputan Arcor y Frigor, junto con otros jugadores menores. Fernando Samela, gerente de Marketing de Arcor Helados, detalla que la estrategia de la marca es llevar a la heladera de los kioskos los mismos sabores que los consumidores encuentran en la góndola de las golosinas. “Tenemos un rango amplio que abarca desde marcas pensadas para los más chicos a otros marcas signority, como Aguila. El punto en común es que se trata de un consumo informal y al paso”.

El portafolio de Arcor Helados está compuesto por 19 marcas entre las que se cuentan Mogul, Cofler y Slice. “Tenemos seis destinadas al público infantil, una cantidad similar para adolescentes y otras con un target más amplio, como bon o bon”, dice Samela.

Entre los lanzamientos de este verano está el helado de banana bajo la licencia de los Minions así como Cofler Citos de americana con chocolate. La marca estrella de Arcor es Cofler, destinada la público adolescente y joven adulto.

Los datos de la consultora CCR marcan que en 2015 se consumieron 450 centímetros cúbicos per cápita por año en helados por impulso. “El consumo viene estable, aumentando junto con el crecimiento vegetativo del país. En ese contexto venimos acrecentando nuestra participación de mercado; según CCR, en la última temporada pasamos de 53,2 a 55 puntos de participación en helados por impulso. El consumo está un poco por debajo que en otros países de la región y la razón es que aquí está muy desarrollada la heladería artesanal”, explica Samela.

“La temporada de helados por impulso va de octubre a marzo”, cuenta Luis Villavicencio, director ejecutivo de Frigor, la marca más tradicional del mercado. “Nosotros presentamos novedades en todos los segmentos. El consumidor es cada vez más sofisticado y demandante de sabores innovadores y de mejores texturas. Este año lanzamos el sabor maracuyá para Chomp, que es líder en el segmento snakcs”.

Villavicencio detalla que el consumo de estos helados está dividido en tres categorías –niños, adolescentes y adultos– “bastante parejas. Nosotros en los helados infantiles tenemos un diferencial grande para ofrecer porque todos los productos son sin TACC, por lo que son aptos para celíacos. Aspiramos a que todas las categorías sigan creciendo”. Otro de los puntos fuertes de Frigor es el consumo hogareño, es decir, los helados que se venden en los supermercados.

Aunque los lanzamientos se concentran en agosto y septiembre para llegar a punto a la temporada, una parte del público sigue consumiendo durante el resto del año. “El helado artesanal logró ampliar los meses de consumo. A diferencia de lo que pasaba hace 10 años, cuando nosotros empezamos, hoy el consumidor toma helado en invierno. Por eso tenemos muy buen desarrollo en las variedades de chocolate”, señala Samela.

Una investigación de Afadhya, la entidad que agrupa a las heladerías artesanales, y de la consultora TNS Argentina muestra que el consumo per cápita es de 6,9 kilos y que dos de cada diez personas toman helado incluso en invierno. Maximiliano Maccarrone, maestro heladero y miembro de Afadhya, apunta que “hoy se consume helado todo el año, producto de campañas de comunicación, de la incorporación de la cafetería en los locales y del cambio de hábitos. Si bien los sabores preferidos continúan siendo los tradicionales (con el dulce de leche a la cabeza), los heladeros artesanales son cada vez más creativos en cuestión de gustos. Queremos seguir creciendo y alcanzar un consumo per cápita de 9 kilos para el 2017”.
 
 

Descargas

Mapa del Sitio