Arcor

Bienvenidos al sitio de ARCOR en ARGENTINA

Buscar

Repercusiones

Institucional / 3/27/2015 12:00:00 AM

Responsabilidad en un punto de no retorno

(Fuente: El Cronista Comercial )

La sustentabilidad se esta tomando en un must para las empresas. Al punto que, según los expertos consultados, aquellas que no lo asuman podrán ser castigados por el mercado. Para analizar su situación, hoy, en la Argentina, el Q&Q presenta una completa encuesta a 180 firmas
 
Por María del Pilar Assefh
 
Ser o no ser. Esa parece ser la cuestión para la Responsabilidad Social Empresaria (RSE) en la Argentina. Sucede, como puntualiza Julián Costábile, director de Sustentabilidad para América latina del estudio San Martin, Suarez y Asociados (SMS), que, para las organizaciones, "se está terminando el tiempo de parecer y está comenzando el tiempo de ser". O, en palabras de Fernando Passarelli, coordinador del Programa Valor RSE + Competitividad de la Amia, "es el momento en que terminan las pretensiones: o sos o no sos, pero queda claro".

Así, tras algunas décadas de lenta evolución de la temática, las empresas se encuentran, hoy, ante una encrucijada, en ese punto que los angloparlantes llaman del make-or-break.

Es por ello que este es un buen momento para pararse en el presente y sacar una foto de la sustentabilidad, tal como se encuentra en la Argentina. Ese es el objetivo de la encuesta elaborada por esta edición de Quien es Quien en Sustentabilidad, de \a que participaron más de 180 empresas, que totalizan una facturación conjunta de unos $ 615.000 millones (cifra representativa del 43% reportó ingresos) y suman unos $ 1200 millones de inversión en RSE para este año.

Asi, con una calificación que promedia los 6,64 puntos, la RSE parecería no haber progresado significativamente en los últimos años en la Argentina (según los consultados), dado que esta nota fue 6,57, en 2012; 6,72, en 2013; y 6,67, en 2014.

Sin embargo, alejándose de ese subjetivo guarismo, solo basta estudiar los datos provistos para valorar cómo el paradigma de la responsabilidad en la gestión corporativa está comenzando a ser adoptado por cada vez más empresas.

De todos modos, bien vale aclarar, como lo hace Laura Massari, directora de Relaciones Institucionales del Instituto Argentino de Responsabilidad Social Empresaria (iarse), que optar por el camino opuesto, alejándose del ser responsable o sustentable, para las empresas, implica correr el riesgo de "no ser elegido por el consumidor" y "quedar fuera del mercado".

Uno de los movimientos que se están registrando con mayor frecuencia es el creciente número de compañías que comienzan a destinar un área puntual a la gestión de estos temas. Si bien aún son mayoría las que ubican este rol en las áreas de Comunicación o Relaciones Institucionales (27%), empiezan a pisar con fuerza aquellas firmas que cuentan con un Gerente de RSE y/o Sustentabilidad (20%) o designan un coordinador, jefe o responsable específico del área (14%).
Otras áreas que lideran el impulso hacia la sustentabilidad son Asuntos Corporativos, Legales, Públicos o Marketing (12%) y Recursos Humanos (9%), mientras que algunas también optan por posicionan al líder máximo (CEO, presidente) de la empresa como su principal referente (6%).
 
Reportando integradamente 
 
Otra de las herramientas de gestión que más se mencionan al hablar de sustentabilidad es, sin dudas, el reporte, algo que, para Cecilia Rena, gerente Corporativo de Estrategias de Sustentabilidad de Grupo Arcor, representa un desafío doble en términos de monitoreo y medición de la gestión responsable de los negocios.
 
"Por un lado, debemos desarrollar metodologías eficaces, que nos permitan dar seguimiento, evaluary medir las estrategias y planes de sustentabilidad que hayamos definido. Por otro lado, las empresas debemos definir mecanismos para comunicar de manera transparente los avances en esta materia", define, al tiempo que apunta: "Somos muchos los que recurrimos a los Reportes de Sustentabilidad bajo estándares internacionales, para dar cuenta de nuestro desempeño económico, social y ambiental" Ahora bien, de acuerdo a los especialistas consultados, son cada vez más las empresas que, como el Grupo Arcor, publican periódicamente reportes de esta naturaleza.
 
Este dato se verifica al observar que el 50% de los consultados afirmó tener balance social, mientras que el 4% adujo estar trabajando en el primero. En tanto, el 8% cuenta con uno global o regional y el 38% no tiene, por el momento. "Hay más reportes. Va de la mano de un reconocimiento de que la sustentabilidad es algo importante, pero tampoco son un indicador directo de que las cosas están mejor", apunta Costábile. Así, dice, se van sofisticando cada vez más y se van haciendo más profesionales año a año, aunque "todavía son demasiado positivos" Y añade: "En los financieros, se muestra solo lo que hay mostrar y no lo que uno quiere. No pasa lo mismo con los de sustentabilidad. En muchos casos, no son una fuente primaria de información.
 
Hay que hacerlos más simples, sintéticos, balanceados y con información más chequeada". De forma similar, el director Ejecutivo del Ceads explica que "los reportes son recortes de la realidad" y, en sustentabilidad, esto no sucede, ya que "se está reportando casi todo", haciendo a estos documentos cada vez más "largos y aburridos" "Hay muchas empresas que hacen y no hacen saber. Y, para eso, no es necesario el reporte, sino que hay otros canales, que son adicionales y alternativos, aunque no lo reemplazan, como, por ejemplo, llevar un caso empresario a la universidad, revistas especializadas o eventos. Lo que tie- nen los reportes es que tienen una metodología, que, cuando se hace el primero, termina generando una revolución de la información", señala.
 
Por otra parte, advierte Passarelli, una preocupación grande es la poca adopción de dicho reporte como herramienta de gestión. "Casi en la totalidad de los casos en que se hacen reportes en la Argentina, se utilizan principalmente como elementos de comunicación. Esto es resultado de que la mayoría de las empresas aun no tienen integrada la sustentabilidad al modelo de gestión", dice.
 
Ahora bien, la tendencia global, coinciden los expertos, es que estos reportes sean integrados. Así lo explica Bigorito: "Los actuales ponen en una pieza comunicacional a la información no financiera en conjunto, pero no de forma integrada con la financiera. Integrar es encontrar los conectores, los bottom lines de unos y de otros".
 

Descargas

Mapa del Sitio