Arcor

Bienvenidos al sitio de ARCOR en ARGENTINA

Buscar

Reconocimientos

Institucional / 4/22/2012 12:00:00 AM

A 10 RAZONES x 10 AÑOS = PRIMER PUESTO

(Fuente: Revista Apertura)

ARCOR FUE LA ÚNICA DE LAS 100 EMPRESAS QUE INTEGRAN EL RANKING QUE MANTUVO INTACTO EL PRIMER PUESTO DURANTE LA DÉCADA. Y LUIS PAGANI SE MANTUVO FIRME COMO LÍDER ENTRE LOS EMPRESARIOS MÁS PRESTIGIOSOS. LA FÓRMULA PARA DESCUBRIR POR QUÉ. PARA EL GIGANTE DE ARROYITO, LO IMPORTANTE "NO ES LLEGAR. SINO MANTENERSE".

Por José Del Rio

1 - LA BALANZA ESTÁ EN ORDEN
A diferencia de muchos competidores que recién apostaron a los mercados internacionales tras la devaluación, Arcor puso el foco en el exterior como un negocio estratégico. Es el exportador número uno de golosinas de la Argentina, Brasil, Chile y Perú. En 2011 cerró envíos desde sus filiales por unos US$ 380 millones, de los cuales US$ 270 millones se generaron desde la Argentina.
 Para este año, la expectativa es cerrar el" ejercicio con exportaciones por US$ 470 millones, de los que unos US$ 350 millones surgirán desde la tierra del tango. Para ello, ya tiene oficinas comerciales en Bolivia, Canadá, China, Colombia, Estados Unidos, Ecuador, España, Paraguay, Sudáfrica, Uruguay y Venezuela, entre otras. El nuevo mercado a conquistar será la India, con la apertura de una nueva oficina, según anticipa Luis Pagani, presidente del Grupo Arcor. Ya desde 1968 tiene fijada una fuerte política de comercio exterior que establece la "obligación" de exportar siempre, aun en coyunturas económicas desfavorables.

EN ALZA 
Arcor se mantuvo, nuevamente, en el primer puesto del ranking general, la misma posición que ostenta hace 10 años. Lo mismo sucedió en los subrankings de empresarios, consultores y periodistas. Entre los atributos analizados, ocupó la primera posición en todos, menos en tres: Solvencia económica y financiera (2º, detrás de Organización Techint), Publicidad y acciones de comunicación (5º, un escalón por debajo que en 2011) e Innovación y creatividad (4º, liderado por Google).
En el ranking sectorial se ubicó nuevamente primero, por delante de Unilever y Coca-Cola.

2 - ENFOCARSE A TIEMPO
Con ventas por US$3100 millones en 2011 y una estimación de US$ 3500 millones para este año, es el primer productor mundial de caramelos. Tiene 40 plantas, de las que 29 están en la Argentina, cinco en Brasil, cuatro en Chile, una en Perú y una en México.
Se especializó a tiempo cuando la máxima de sus rivales era la diversificación. Lo hizo en la elaboración de golosinas, chocolates, galletitas y alimentos. Cuenta con un volumen de producción de más de 3 millones de kilos diarios de producto-el doble que en 2002-y llega con su propia marca a más de 127 países. Se consolida así como el grupo argentino con mayor cantidad de mercados abiertos en el mundo.

3 - CON PENSAMIENTO "GLOCAL"
"No se vende", fue la frase acuñada en los '90 por la familia Pagani cuando, en plena fiebre de las fusiones y adquisiciones, los fondos de inversión y las principales multinacionales le acercaban propuestas de compra con ofertas millonarias.
A diferencia de sus principales competidores, prefirió seguir en forma independiente y vio cómo clásicos de la industria local se iban desprendiendo de sus activos. Aplicó la fórmula "global" cuando pocos entendían de qué se trataba. Es decir, siempre tuvo una estrategia global con pensamiento local.


4 - INTEGRACIÓN REGIONAL Y CONTINENTAL
Unos 10 años antes de que la palabra Mercosur existiera, Arcor ya se había radicado en la región, con la apertura de plantas industriales en Brasil, Paraguay y Uruguay. Luego llegaron Chile, Perú y las 12 oficinas comerciales.
A principios de 2002, también desembarcó en Barcelona, España, desde donde centralizó el manejo de los clientes para el mercado de la Unión Europea, Medio Oriente y África. Diversificar los riesgos comerciales fue la estrategia clave trazada hace mucho más que una década. "Ya estamos en 127 países y vamos por más en los próximos años.
Oportunidades no faltan. De hecho, hablando el año pasado con la gente de la Cerveza Corona, me comentaban que están en 170 países, con lo cual todavía tenemos muchas posibilidades de seguir creciendo", describe Pagani. 

5 - DISTRIBUCIÓN Y REFLEJOS. 
Es la compañía más grande de productos de consumo masivo de la Argentina. Sin embargo, no se duerme en los laureles. Tiene un equipo abocado a la investigación y desarrollo que se ocupa de realizar hasta 100 lanzamientos de nuevos productos cada 12 meses. Inicialmente surgió como una empresa abocada a precios y luego se reconvirtió hacia las marcas. La historia del holding mediterráneo es similar-desde ya que en otra escala- a la de Walmart en los Estados Unidos. 1.a firma de Walton se hizo fuerte en el interior del país -donde había menos competencia- y recién después se transformó, al igual que Arcor, en una multinacional.
La principal apuesta para este año es dar pelea en el negocio de los jugos en polvo.
Para ello invirtió unos US$ 20 millones. El objetivo es controlar el 30 por ciento del share el año próximo y sumar unos US$ 50 millones a su facturación anual. "Se trata de una re-entrada de Arcor. es un negocio muy atractivo porque el crecimiento que tiene es a razón de un 18 por ciento anual y creemos que continuará en alza", describe Pagani. Para el regreso se puso en marcha una nueva línea de producción en la fábrica de Catamarca y se lanzaron productos que se comercializan con dos marcas: la propia Arcor y BC (para los jugos de bajas calorías). En la actualidad el negocio de los jugos en polvo está liderado por Tang y Clight, dos brands de Kraft, que controlan el 80 por ciento de participación. "Tener un jugador con tanto share obliga a redoblar la apuesta y a prepararse muy bien. Pero como es una categoría donde el 60 por ciento de su venta es a través del canal tradicional, y Arcor es muy fuerte allí a través de su red de distribuidores, lo hace mucho más atractivo", describe el titular de la firma. l>a batalla por los jugos se justifica en las ventas que más que se duplicaron entre 2004 y 2010 y ya generan unos $ 1350 millones como categoría.

6 - MANAGEMENT PERFIL BAJO. SIN SHOW OFF
En los '90, cuando la mayoría de los empresarios argentinos abrieron las puertas de sus casas a las revistas del corazón, Luis Pagani, ya presidente del gigante de Arroyito, mantuvo su bajo perfil sin grandes sobresaltos. La empresa siguió un camino similar, limitado a contar exclusivamente los acontecimientos concretos y evitar las promesas. También se avanzó aún más en la profesionalización del holding familiar con el nombramiento de Osvaldo Baños como CEO de la compañía. Su último puesto había sido como presidente de PSA Peugeot Citroen. Es contador y licenciado en Administración de Empresas de la UBA y, como no podía ser de otra manera, cordobés.
"Creo que es importante desde dos puntos de vista. Por un lado, cuando te expandís hacia el mundo, hay que tener parámetros multinacionales y uno de ellos es la presencia de un CEO. Por otro, en lo personal estoy más liberado en el día a día y me da la posibilidad de ver lo estratégico, de poder viajar", justifica el número uno del también principal productor de galletitas de Latinoamérica a través de su controlada Bagley. 

7 - LOBBY SÍ, PREBENDAS NO 
Claramente, una empresa que tiene 20.000 empleados (12.600 se desempeñan en la Argentina, 3500 en Brasil, 1500 en Chile, 700 en México y 200 en Perú) y es un gigante que lleva la celeste y blanca, supo sacar partido de las políticas y herramientas de apoyo a la industria que el Estado ofreció en los últimos 50 años. Sin embargo, su poder de lobby no está asociado con el de las prebendas, como sí lo hicieron otros grandes grupos de origen nacional. Los resultados están a la vista: eso se premia a la hora de evaluar la imagen de una firma que durante 10 años consecutivos se muestra inamovible en lo más alto del podio de las 100 mejores. 

8 - REINVERSIÓN CONSTANTE DE UTILIDADES
"Hemos aprobado un plan de US$ 300 millones para el período 2011-2012, de los cuales hay un 50 por ciento que se destinará a la renovación tecnológica en los negocios de golosinas y chocolates. La otra mitad se reparte en dos proyectos importantes", anticipa el número uno del creador del Bon o Bon. ¿De qué se trata? Unos US$ 40 millones tienen foco en una planta de procesamiento de 250.000 toneladas de maíz en Arroyito. Esto le permitirá duplicar su capacidad de producción de jarabe de maíz y de alta fructosa, insumos que son fundamentales para toda la industria de la alimentación. La nueva planta estará operativa en 2013 y producirá también más de 100.000 toneladas anuales de subproductos de maíz (germen, fibra y proteínas). El otro proyecto importante será en Chile. "Tenemos prevista la construcción de una nueva planta de golosinas, que implica el traslado de una planta de la empresa Dos en Uno, ubicada muy en el radio de la ciudad, a un parque industrial en las afueras de Santiago", anticipa Pagani. Con la inversión de otros US$ 40 millones, el objetivo es relocalizar la producción de una de las cuatro plantas, ubicada en el centro de Santiago, hacia la localidad periférica de Cerrillos. Las nuevas instalaciones ocupan unos 19.000 metros cuadrados, desde donde se incorporarán mejoras en los procesos de producción.
Son sólo dos ejemplos de reinversión.

9 - REFINANCIACIÓN SIN DEFAULT
Es una de las pocas grandes compañías argentinas que, post crack de la economía vernácula en 2002, logró evitar la cesación de pagos y acordó a fines de 2003 con sus acreedores la refinanciación total de su deuda, que ascendía por entonces a US$ 184,2 millones y $ 34 millones.
El acuerdo con un grupo de seis bancos no contempló una quita de capital, pero sí una extensión de casi cinco años en el plazo de pago. La credibilidad obtenida por entonces aún sigue rindiendo sus frutos cada vez que un nuevo proyecto pone bajo la lupa las finanzas del grupo.

10 - VISION DE LARGO PLAZO 
"Tenemos un plan estratégico hacia 2015 que tiene como objetivo consolidar I Latinoamérica y después avanzar en algunos continentes, especialmente en mercados emergentes. Es un plan que se viene llevando a cabo ya hace algunos años y que continuaremos en esa senda con los mismos negocios de consumo masivo que hoy tenemos", anticipa. Durante el primer semestre entrará también en un nuevo negocio que "va en la ruta de lo saludable", aunque se excusa de dar mayores precisiones. En China también tiene una oficina, aunque no está proyectado aún abrir una planta. Mientras, en la India, Pagani resolvió desembarcar con una primera oficina comercial. Por último, y siempre con la mirada en el largo plazo, está el proyecto latente de abrir 25 por ciento del capital de la compañía en las Bolsas de Nueva York, Buenos Aires, San Pablo y Santiago de Chile, pero para ello habrá que esperar el momento oportuno. Hoy no parece ser un proyecto de corto plazo.

EL DATO: BON O BON GIGANTE 
La Casita Arcor que está ubicada en el Museo de los Niños, en el shopping Abasto, posee dos plantas y está construida con las golosinas, chocolates y galletitas de Arcor en tamaño gigante, con lo cual es de gran atractivo visual por la variedad de formas y colores.
La idea es proponer a los niños un espacio interactivo de recreación, donde se encontrarán con propuestas que estimulan sus sentidos desde lo lúdico

“ME PREOCUPA CÓMO SE DESARROLLA LA CRISIS MUNDIAL Y COMO PUEDE AFECTARNOS”
Luis Pagani, presidente del Grupo Arcor, fue votado por sus pares como el empresario de la década.
Su firma lidera el ranking de las 100 mejores

Luis Pagani, presidente del Grupo Arcor, acaba de regresar de su estadía en Nueva Delhi, donde no sólo descubrió uno de los destinos turísticos más atractivos del mundo, sino que también definió el lanzamiento de la primera oficina comercial del gigante de Arroyito en ese país. Técnicamente, el desembarco en tierra india. "Tenemos una oficina que sigue creciendo año a año en un mercado que tampoco es fácil como China, porque todos los jugadores quieren estar y, sin dudas, adaptarse implica también descubrir una curva de aprendizaje", grafica. No obstante, aclara que, por ahora, "no tenemos previsto abrir una planta allí".

¿No hay planes, entonces, de abrir una planta?
Tenemos gente que viaja año a año, pero te diría que, al haber 1300 millones de habitantes, si hoy uno se maneja en los 300- 400 millones que están en la costa, falta todavía un rato para abarcar China.

Ustedes fueron los pioneros en ingresar...
Como empresa de consumo argentina creo que sí somos pioneros.
Se habla mucho hoy de las multilatinas como fenómeno, ¿cuál es el rol de Arcor? Yo creo que las multilatinas son un nuevo fenómeno que se empieza a notar a través especialmente de las empresas brasileras, que en estos últimos 10 años han tomado el liderazgo en muchos negocios.
Si querés como nota triste veo que la Argentina dentro del pelotón de países con preminencia de multilatinas tiene pocos representantes como consecuencia del tamaño de nuestra economía.

¿Estamos a tiempo de revertir la tendencia?
En lo que hace a las tecnológicas creo que ahí la Argentina podría tener una buena chance. Pero si uno analiza las empresas que tiene Brasil, estamos lejos todavía.

¿Arcor está migrando hacia los alimentos?
El alma sigue siendo golosinera y después, en distintas circunstancias, de acuerdo a las distintas realidades o potencialidades, por ejemplo del Cono Sur, va avanzando hacia la alimentación

¿Qué le preocupa de la Argentina?
Hoy preocupa más que todo cómo se va desarrollando la crisis en el mundo y cómo puede influenciarnos.
Creo que va a llegar a la región. A lo mejor no en la profundidad que puede darse en el hemisferio norte, porque las potencias asiáticas, como China e inclusive la India, van a seguir requiriendo los productos que genera nuestra región. En el fondo no soy muy catastrófico, pero hay que estar preparado para una crisis que se va a prolongar en el hemisferio norte. Entonces, si me preguntás qué me preocupa, creo que como empresarios en conjunto deberíamos trabajar con el Estado. También me preocupan las medidas anti Mercosur que se están tomando, porque yo soy un defensor del Mercosur, y si nuestro principal mercado y nuestro principal socio dice que vamos a estar tironeándonos todos los días, eso no contribuye, al contrario.
Creo que habría que trabajar y tener una estrategia como grupo para enfrentar la crisis global.

¿Los afectaron las licencias no automáticas?
Esto no es historia nueva.
Se vivió allá por el 86 - 87 en el gobierno de Alfonsín.
No hace al nuevo mundo tener estas medidas, siempre es bueno tener el diálogo entre empresarios de distintos países para tratar de ordenar desequilibrios que se pueden dar.

¿En la Argentina van a seguir creciendo en forma orgánica o mediante adquisiciones?
Por ahora vamos por el crecimiento orgánico, entrando también en nuevas categorías, lo cual tampoco quita que uno mire alguna oportunidad de empresa. Siempre estamos atentos.

¿Se calmó la inflación en la Argentina?
No, ese es otro tema que preocupa, que debería ser también un trabajo en conjunto de privados y Estado.
Tampoco es algo que se baja de un día para el otro, pero uno puede tomar medidas y trabajar para ir llevándola aunque sea para un dígito.

¿Qué le genera liderar el ranking de las 100 mejores durante 10 arios en forma ininterrumpida?
Siempre es un orgullo. Nos obliga y conlleva a que uno quiera hacer bien las cosas para que Arcor siga siendo una empresa argentina número uno. Es algo que motiva.

¿Cómo evalúa los ruidos que se producen a nivel Mercosur?
En línea con lo que siento en la Argentina. Creo que es importante trabajar en conjunto con todos los países y no aislarnos ni poner restricciones entre los países miembros. Si los privados, ya sean los brasileños, los chilenos o los argentinos, trabajamos en conjunto es mucho mejor que tomar medidas unilaterales.

¿Corno ve el escenario de negociación salarial?
Esa es otra preocupación, porque hace también a la tasa de inflación.
Creo que todo esto se tiene que trabajar en conjunto. La negociación salarial, más todo lo que conlleva la inflación, tiene que estar coordinada, porque también creo que. en definitiva, el asalariado sufre las consecuencias de la inflación.

Mapa del Sitio