Arcor

Bienvenidos al sitio de ARCOR en ARGENTINA

Buscar

Reconocimientos

Institucional / 3/14/2014 12:34:47 PM

Ranking de Imagen 2014: Entrevista a Luis Pagani

(Fuente: Revista Apertura)

LUIS PAGANI, presidente del Grupo Arcor, anticipa dónde invertirá US$ 150 millones este año. Por qué decidió pelearle a PepsiCo el liderazgo en snacks y cuál es el análisis que hace de la realidad argentina. Exclusivo. 
 
Por José Del Rio

EL PLAN DE NEGOCIOS 2014 anticipa desembolsos por USS 150 millones este año, pese al escenario de estanflación en el que coinciden la mayoría de los economistas. Las dificultades locales tampoco frenarán el proyecto de desembarcar en una nueva categoría de negocios con su marca Saladix y pelear un lugar en el 80 por ciento de participación que, hoy, tiene PepsiCo. Alimentos, de ahora en adelante, su nuevo rival. En un mano a mano exclusivo con APERTURA, Luis Pagani explica por qué en este contexto "Siempre, nos manejamos con proyecciones a dos o tres años y la decisión de salir con un nuevo negocio importante, como el de snacks, está en línea con eso. Si uno mira los consumos per Cápita de la región, el de la Argentina es muy bajo aún y el potencial, muy alto".
 
Los snacks salados crecieron un promedio de 12 por ciento anual en los últimos cinco años y el consumo per cápita es de 125 kilo por año. Muy lejos de mercados como el de Estados Unidos, donde el consumo anual de snacks por habitante es de 15 kilos. PepsiCo. Alimentos (Lay s, Pehuaman, Cheetos, Doritos, 3D, entre otros) comercializa ocho de cada 10 snacks elegidos por los argentinos, seguido de lejos por 5 Hispanos (Krachitos), Nuevo Mundo y Pringles, entre otros. "Tenemos muchos negocios que están por la venta por impulso y este es uno más. Especialmente, para la cadena de kioscos, donde Arcor tiene una presencia fuerte", justifica Pagani.
 
La estrategia será similar a la que aplicaron en el negocio de helados cuando entraron, y en la que la red de distribución fue una de las claves para ganar share, al igual que el reconocimiento de sus marcas. En el caso de snacks, la primera apuesta será la expansión de Saladix. El lanzamiento será en la Argentina pero la batalla, regional. "También, estamos terminando la nueva planta de molienda húmeda de fructosa de Arroyito (N. de R: un desembolso de USS 40 millones) y reconstruyendo dos plantas que se incendiaron. Una, en Totoral, Córdoba, y la otra, en Lujan, provincia de Buenos Aires. En Chile, también estamos terminando una fábrica nueva de golosinas y chocolates. Tenemos muchos proyectos para este año", gráfica el titular de la empresa que tiene ventas por USS 3400 millones a nivel global. Y agrega: "Este será un año, tal vez, con más dificultades que en 2013. Pero creo que se sobrellevará. Habrá que tomar algunas medidas en función de cómo evolucione la economía", admite.
 
¿El nuevo índice de precios es una buena señal?
Creo que tener un índice más confiable ayuda a todos. También acordar con Repsol es positivo hacia un país que necesita muchas inversiones. Ir por ese camino ayuda al país.
 
¿Qué perspectivas maneja para este año?
Creo que será más tranquilo. No pasará del 1 al 1,5 por ciento el crecimiento de nuestros productos.
 
¿Qué análisis hace de la devaluación de enero?
Soy siempre anti devaluacionista porque creo que una devaluación no soluciona la situación de fondo. La Argentina tiene que ser competitiva y las devaluaciones son parches pero no soluciones de fondo. La solución de fondo es que sea un país competitivo, que tenga productividad... Lamentablemente, en los últimos tres, cuatro años, la Argentina la fue perdiendo.
Y, tal vez, esta devaluación fue forzada. Pero, para nosotros, tener un mercado interno fuerte y pujante es clave para nuestra estrategia de internacionalización.
 
¿Cuáles son sus mercados internacionales prioritarios este año?
Hay tres países clave, fuera de la Argentina, que son Brasil, México y Chile, donde Arcor ya tiene una presencia importante.
¿En qué quedó el proyecto de abrir el capital en la Bolsa a nivel internacional? En el corto plazo, hasta que no se den las condiciones macroeconómicas favorables para el país, seguramente, no habrá plataforma para eso. Pero, en un futuro, cuando la situación sea propicia, desde ya que, siempre, es una propuesta que tenemos pendiente.
 
El rol del empresariado está en la mira en la Argentina ¿Cuál es su opinión al respecto?
Creo que un país necesita tener empresarios. Y, dentro de esos empresarios, empresarios nacionales, que ayuden al país. Tener empresarios, especialmente, en el interior del país, es muy importante porque el rol, que es generar riqueza, generar trabajo, también se traslada a las comunidades donde hay empresas en ciudades de tamaño de 100.000/200.000 habitantes, en las que las compañías generan un movimiento interesante y, también, hay que tener buenas escuelas, buenos hospitales. La Argentina tiene sectores, todavía, con muy baja explotación, como, por ejemplo, el energético-minero, con campos para explorar y que necesita capital extranjero.
 
La gestión sustentable es uno de los temas que los líderes de opinión sumaron como atributo a medir. ¿Es una cuestión de contexto local o global?
Es clave. Hoy y en el futuro inmediato, las empresas que podrán sobrevivir serán, exclusivamente, las que tengan una gestión sustentable y que cuiden el medio en el que actúan. Si bien es una decisión empresaria, cada vez, son más los parámetros en esa línea que se miden a nivel global. Las empresas brasileñas nos sacan, todavía, unos metros más en este tema.
 
¿Qué es lo que le preocupa del país o a nivel mundial?
Del país, el tema educación. La Argentina se destacó por tener y tiene, todavía, grandes recursos humanos. Hay una cantera de gente interesante pero, últimamente, tuvimos un pequeño descenso. Si me preguntan dónde encender una luz, diría que ahí.
Cuando venga un cambio de gobierno, creo que todos los partidos políticos tendrán que buscar tres, cuatro cosas. Uno es el tema educación. Otro es infraestructura y comercio exterior. Hay que agarrar temas claves. Por ejemplo, otro punto que preocupa hoy es que estamos aislados del mundo en la cuestión de negociaciones externas. Nos está faltando tener una presencia más importante. Veo que se están haciendo negociaciones en la Unión Europea y Mercosur. Y hay mucho espacio por ganar.
 
¿Cuál es su definición de empresario?
El empresario tiene que crear riquezas para generar trabajo. En definitiva, toda empresa tiene que crecer y es, sin dudas, la ruta en que yo estoy y la que llevo en la sangre. 

Mapa del Sitio