Arcor

Bienvenidos al sitio de ARCOR en ARGENTINA

Buscar

Reconocimientos

Institucional / 1/13/2014 4:26:54 PM

Entrevista a Luis Pagani: "Cada año tenemos una exigencia mayor"

(Fuente: Prensa Económica )

El presidente de Arcor se refirió a las inversiones que está haciendo y piensa realizar la compañía durante 2014 por un total de 350 millones de dólares y a la estrategia para los próximos años. Además de Argentina, el foco estará puesto en Brasil, México y los países andinos. Para Pagani los reconocimientos significan mi mayor desafío.

En 2013 se cumplieron veinte años desde que Luis Pagani asumió el liderazgo de Arcor. La empresa fue fundada por su padre, Fulvio, quien siendo muy joven comenzó con una pequeña fábrica de caramelos en Arroyito, Córdoba. El crecimiento de la empresa fue constante, en base a la visión y la capacidad de trabajo del fundador y a su obsesión por la eficiencia. A la expansión en el plano nacional, siguió el abordaje de los mercados externos en forma metódica y tesonera. Y la instalación fabril en varios países de la región, aun antes de que se hablara del Mercosur. Hombre de bajísimo perfil público, pero muy prestigioso entre sus pares, Fulvio tenía entre sus sueños que Arcor llegara a ser el más importante productor mundial de caramelos y un gran exportador de golosinas, una meta que la empresa lograría una generación más tarde.

Luis Pagani heredó mucho de su padre y no solamente un extraordinario parecido físico, también su cultura del trabajo serio y eficiente y su visión empresaria. Le agregó un impulso modernizador que abrió las puertas a la profesionalización y la búsqueda de excelencia en todas las áreas. Continuó la expansión local e internacional del grupo, no solo mediante crecimiento natural, sino también con adquisiciones estratégicas. Así compró La Campagnola, hizo un joint venture con Danone para formar Bagley Latinoamericana y se asoció con Bimbo en México. Los negocios del grupo se incrementaron de manera espectacular: en veinte años pasó de facturar 564 millones de dólares a 3.700 millones de esa moneda.

Durante varios años, Luis Pagani tuvo un perfil público bastante visible, como uno de los industriales de mayor peso en el país, llegando a presidir por varios períodos la influyente AEA, Asociación de Empresarios Argentinos. En los últimos tiempos ha bajado sensiblemente su nivel de exposición pública, aunque no por eso ha mermado su influencia y su renombre, como lo demuestra que reiteradamente haya sido votado como el empresario más prestigioso del país en el Ranking Total de Prestigio Empresario, de esta publicación.

PERSPECTIVAS DE NEGOCIOS
Entrevistado por Prensa Económica, e interrogado sobre las perspectivas de la compañía para 2014, Pagani afirmó que "como todos los años vamos a tener novedades, para sorprender gratamente a los consumidores, con productos innovadores". Si bien aclaró que por el momento no podía anticipar nada, sí confirmó en el plano estratégico que seguirán participando en todos los negocios en los que ya están, alimentos y golosinas, trabajando intensamente "con las marcas más valoradas por la gente" y buscando "los más altos estándares industriales".
 

En la actualidad Arcor tiene tres líneas fundamentales de negocios: Por un lado el consumo masivo, tanto en el mercado local como externo. Por otro el packaging, con producción de cartón corrugado y envoltorios flexibles, dirigida a los mercados del Cono Sur. Y finalmente, agroindustria, con foco en la producción de derivados de maíz en tres plantas ubicadas en Córdoba, Tucumán y la provincia de Buenos Aires.

El grupo tiene intenciones de seguir invirtiendo en la región, estudiando siempre mejores formas de organización. Brasil, México y los países andinos son las prioridades en lo que a mercados e inversiones internacionales se refiere para el mediano plazo.

Arcor es la empresa argentina más diversificada en cuanto a la cantidad de mercados del mundo a los que llega. "Durante 2013 exportamos por valor de 357 millones de dólares -informa Pagani-. Arcor nació con vocación exportadora y la persistencia en ese esfuerzo nos permitió llegar con nuestros productos a más de 120 países. Espero que el contexto nos posibilite seguir creciendo en ese sentido".

Las referidas exportaciones de Arcor equivalen a un 11% de su facturación. Calificada como una de las pocas "multilatinas" de Argentina, el grupo ha levantado plantas en otros países de la región, como Brasil, Chile y Perú. La estrategia aplicada consiste en fabricar en cada país los productos que resulten más competitivos, abasteciendo así los distintos mercados inclusive con exportaciones cruzadas, al estilo de lo que hace la industria automotriz.

LAS INVERSIONES
El plan de inversiones es ambicioso. "El total de inversiones previstas en el plan totaliza un monto de 350 millones de dólares -precisa Pagani-. Comenzó a implementarse en 2012 y se extenderá durante 2014".
 

En el desglose de esos desembolsos, "242 millones de dólares están destinados a la Argentina, en especial para levantar una nueva planta de galletas en Salto, provincia de Buenos Aires; también para la planta de molienda húmeda que estamos construyendo en Arroyito, provincia de Córdoba, y para la ampliación productiva de la planta de Cartocor en Lujan (Buenos Aires). Por otra parte, 47 millones de dólares están destinados a Brasil por el lanzamiento que hicimos en 2013 del producto Bon o Bon en ese país, y para ampliaciones en líneas de chocolates y caramelos. Finalmente, un monto de 57 millones de dólares se han destinado a Chile, para la construcción de una nueva planta de chocolates y caramelos, y unos 4 millones de dólares corresponden a inversiones en otros países de la región".

"De cara al futuro -afirma el empresario-, esperamos seguir con la misma política de reinversión de utilidades que venimos implementando, con el objetivo de continuar fomentando el desarrollo, el crecimiento y la innovación". El financiamiento no ha sido un problema para Arcor, dado que, su buen nombre, le ha permitido acceder a los mercados de capitales. Así, recuerda Pagani, que "ya hemos colocado en los mercados internacionales un bono por 200 millones de dólares y en junio de 2013 salimos al mercado local ofreciendo obligaciones negociables por un total de 300 millones de pesos. El resultado no pudo ser más favorable, ya que la demanda superó casi en dos veces y medio el monto máximo a colocar. Y la tasa de interés de estas colocaciones resultó sumamente competitiva".

Pagani, quien siempre se caracteriza por su sencillez y hasta modestia en el trato, se refirió por otro lado al orgullo que significa para la compañía el mantenerse tan bien posicionada en los rankings de prestigio. "La verdad es que es un gran desafío porque significa que cada año tenemos la vara más alta -afirmó-. Es un gran orgullo que los pares, los líderes de opinión y los propios consumidores, nos sigan viendo como referentes en este sentido y nos obliga a seguir trabajando cada vez más fuerte y con mayor compromiso para continuar dando lo mejor". 

Mapa del Sitio