Arcor

Bienvenidos al sitio de ARCOR en ARGENTINA

Buscar

Reconocimientos

Institucional / 8/5/2013 12:29:24 PM

ENTREVISTA LUIS PAGANI - PRIMER PUESTO DEL RANKING DE REPUTACIÓN CORPORATIVA

(Fuente: Clarín - iEco)

ENTREVISTA LUIS PAGANI 
"Hoy es muy difícil ser competitivo en Argentina" 

Annabella Quiroga - aquiroga@clarin.com

El principal productor mundial de caramelos ya es número puesto para el primer lugar del ranking de reputación. En 2013, Luis Pagani cumple 20 años al frente de la compañía fundada por su padre, Fulvio. 

En estas dos décadas, Arcor pasó de facturar US$564 millones a sumar US$3.700, hizo un joint venture con Danone para formar Bagley Latinoamérica, compró La Campagnola y se asoció con Bimbo en México. 

Entrevistado por iEco, Pagani asegura que la desaceleración del consumo que la economía local atravesó el año pasado, está quedando atrás. "Respecto del primer semestre de 2012, hay un pequeño incremento del consumo en el volumen de las ventas. No es una explosión, pero sí observamos un "De 2011 a la fecha, la cadena agroindustrial, donde la Argentina tiene muchas chances, siempre está en emergencia" consumo sostenido", sentenció. 

Al mirar los números del mercado para el primer semestre, Pagani detalla que el segmento Alimentos exhibe una caída del 6%. No ocurre lo mismo con el rubro Confiterías ­una categoría donde se incluyen las ventas de golosinas, galletitas y alfajores­, que creció 8%. "Tal vez ese aumento se relacione con que las golosinas están entre las gratificaciones más baratas para las personas", interpreta. 

¿Cómo enfrentan el impacto de la inflación? 
­La inflación es un tema que nos preocupa. Nos viene afectando en los últimos seis años. No se trata de que el sector público le tire la pelota al sector privado o al revés. 
El sector público, el sector del trabajo y los empresarios tienen que sentarse para ver una forma de encasillar este problema. 

¿Cuál es para usted la principal causa de la inflación? 
­Yo creo que una de las causas más grandes es que el gasto público está aumentando. El presidente Néstor Kirchner era muy firme en mantener el superávit comercial y el superávit fiscal, fue parte del éxito de la gestión. Cualquier gobernante debe tener esas dos variables bien controladas. 
Otra de las preocupaciones de Pagani son los problemas de infraestructura. "Hay que adecuar la infraestructura a esta nueva realidad. La Argentina tiene un gran problema en logística. Es más caro trasladarse dentro del país que poner la mercadería en un barco. 

¿Encuentra interlocutores en el Gobierno para plantearles estos problemas? 
­Hay ministros que sí son conscientes de estos problemas; a veces no tienen la solución, pero por lo menos entienden la problemática. 

¿Cómo evalúa la eficacia del control de precios? 
­Medidas como el control de precios tienen que ser temporarias, igual que las restricciones a las importaciones, que si son permanentes complican la inversión. Los controles de precios son una aspirina, después la fiebre te vuelve. Yo creo que lo mejor es la oferta y la demanda, la competencia. Pero no estoy buscando culpables, sino que le busquemos la solución a este tema. El atraso cambiario también nos afecta. La devaluación del real complica la competitividad. Espero que a partir de las elecciones de octubre se dialogue sobre todos estos temas que nos preocupan. Son temas que no se pueden negar. Lamentablemente, del 2001 a la fecha estamos siempre en emergencia en la cadena agroindustrial, donde la Argentina tiene muchas chances. Debería tener planes al menos a 10 años. 

Hoy Arcor tiene tres categorías de negocios: 
  1. Consumo masivo, enfocado en el mercado local y en el internacional.
  2. Packaging, con producción de cartón corrugado y envoltorios flexibles, pensado para abastecer al Cono Sur: Argentina, Chile, Uruguay y Perú. 
  3. Agroindustria, basado en la Argentina, con producción de derivados del maíz en 3 plantas ubicadas en Tucumán, Córdoba y en la provincia de Buenos Aires. 

En los negocios relacionados con el packaging y la agroindustria, Arcor produce para terceros. "Le vamos a poner mucho foco a la agroindustria. La Argentina es competitiva en estos sectores y estamos invirtiendo para los próximos años", cuenta Pagani. 

¿Cuál va a ser el mix de negocios de la empresa en los próximos años? 
­El año que viene voy a poder contestar esa pregunta, no quiero anticiparme. Siempre vamos a estar en los negocios en los que hoy estamos. Estamos en una redefinición estratégica, enfocada en ser una misma compañía de México hasta la Argentina, con un enfoque más hacia los productos de snacks. En el 2021, Arcor va a cumplir 70 años. Competimos con empresas asiáticas que planifican a 30 años, mientras acá tenés empresas que están mirando los próximos tres meses. Mirando al 2020, para nosotros es muy importan- te Latinoamérica, especialmente Brasil, México y los países andinos, nuestras inversiones están enfocadas en ese territorio. 

Para Arcor, las exportaciones sumaron US$375 millones, el 11% de su facturación total. Es el grupo argentino con mayor cantidad de mercados abiertos en el mundo. Para este año, pese a que pronostican un aumento del 10% en la facturación, las exportaciones caerán a US$357 millones. En los 90, Arcor expandió parte de su producción a Brasil, Chile y Perú, con un concepto similar al que aplica la industria automotriz: fabricar en cada país los segmentos de productos que resultan más competitivos y concretar exportaciones cruzadas para abastecer los distintos mercados. Pagani explica que este año va a bajar el volumen de las exportaciones por la medida oficial que reduce el plazo para liquidar di- visas. "Ya no nos cierra llevar los productos desde aquí y liquidar las exportaciones en 30 días, entonces nos conviene fabricar en Brasil o en Chile. Estos son los temas que por no tener diálogo... Hoy es muy difícil ser competitivo en la Argentina", desliza. 

En julio, la compañía concretó una emisión de obligaciones negociables por $300 millones para reestructurar deudas de corto plazo y financiar capital de trabajo. Pagani se muestra más que satisfecho al decir que la cantidad de ofertas que recibieron superó en dos veces y media el monto que salieron a buscar. Un dato para medir la confianza que la empresa despierta es que la tasa pactada (con un margen aplicable del 2,50% nominal anual) estuvo por debajo de la que obtiene hoy el soberano, algo inusual ya que, en general, la tasa que paga el Gobierno funciona como piso para las colocaciones privadas. 

El plan de inversiones de la compañía totalizan US$350 millones para el trienio 2012-2014. La mayor parte corresponde a desembolsos en el país, mientras US$47 millones van para Brasil y US$57 millones para Chile. "Hasta ahora venimos cumpliendo los planes de inversión, no nos podemos quejar", apunta Pagani. "Para el 2020, la preocupación más grande es tener la gente preparada. La Argentina tiene buenos talentos, buenos recursos humanos, Arcor es atractiva para trabajar porque acá las ideas buenas van para adelante, no es como en las multinacionales que tienen que poner el cassette que viene de afuera", concluye.

NÚMEROS 
Más que caramelos 

Nacida en Arroyito, Córdoba, en 1951, Arcor es la mayor compañía de alimentos del país y la principal fabricante de caramelos del mundo. Produce tres millones de kilogramos de productos por día. 

Cuenta con 39 plantas industriales: 29 en la Argentina, 5 en Brasil, 3 en Chile, 1 en Perú y 1 en México. Y tiene oficinas comerciales en otros 12 países, desde Estados Unidos hasta China, pasando por España, Sudáfrica e India. Emplea a 20.000 personas, el 70% de ellas en la Argentina. 

Para este año, la facturación prevista es de US$3.700 millones y tiene comprometidas inversiones por US$350 millones entre 2012 y 2014. 

Mapa del Sitio